Cargando

Yo puedo jefe

Por Lilian
¿Dónde puede encontrar una persona que trabaje en una construcción o repare algo que usted no pudo en su casa?

En La Paz, si lo que requiere es sobre la marcha, puede dirigirse por inmediaciones del mercado Yungas si está por el centro o al ingreso de La Florida si está en la zona sur. En ambos lugares desde muy temprano se puede observar a obreros de la construcción con sus maletines en el que está escrito su oficio. Todos están pendientes generalmente a las movilidades que disminuyen la velocidad al llegar al lugar o a aquel que llega a pie, lo rodean y escuchan la solicitud. Se escucha yo jefe, yo puedo jefe. Algunas veces las camionetas se van con varios de ellos.

“Necesito un pintor”, “quiero dos albañiles”, “quién es electricista”, “un plomero”, “alguien para recoger escombros”. Las solicitudes son diversas y según el conocimiento del obrero se negocia en el momento el monto y se queda de común acuerdo la labor a realizar.

Son reacios a las entrevistas, peor a que se les saque una fotografía y se molestan. Ante la insistencia acceden. Don José cuenta que lleva más de 12 años, la empresa en la que trabajaba cerró y quedó sin empleo, luego de meditar por una semana habilitó una pequeña maleta y compró lo necesario para hacer trabajos de electricidad por su amplio conocimiento. El primer día llegué temprano con la incertidumbre y no conseguí nada; al segundo, tomé más confianza y fui a cambiar interruptores a una casa, así comencé, luego fui a oficinas, estuve en algunas construcciones pero nada fijo, todo es temporal, lo más largo 3 o 4 meses no más. A veces intenté buscar trabajo y siempre termino volviendo, además con 52 años no se puede conseguir laburo porque muchos quieren jóvenes.

Simón llegó solo desde una comunidad chuquisaqueña, tuvo suerte puesto que el primer día que fue a La Florida gracias a la referencia que le dio su casera consiguió trabajo en una construcción, al segundo mes de trabajo volvió a su pueblo y trajo a su esposa y sus dos niñas. Se mantuvo medio año hasta que prescindieron de sus servicios. Trabajé duro cuenta, de lunes a sábado, salía del cuarto a las cinco y media de la mañana y como no hay transporte tan temprano por donde vivo, caminaba una hora para llegar al lugar de donde me recogía la movilidad para llegar a la obra, volvía a las 8 de la noche directamente a dormir para recuperar fuerzas.

Alex es el que acepta cualquier trabajo porque sabe de todo. A veces no pagan lo que acuerdas con el contratante y te rebajan, no hay otra que aceptar; en otras, hay personas muy buenas y nos tratan bien, nos pagan sin pedir rebaja y hasta nos invitan comida.

Hay trabajo, no trabaja el que no quiere dicen algunas personas, pero estos obreros temporales alivian su necesidad por poco tiempo y no tienen más beneficio que su paga, no tienen acceso a seguro de ningún tipo, menos beneficios. Muchos de ellos se quedan en el lugar a esperar al día siguiente, para ver si les va mejor.

Edición 3

Edición 2

Noticias

Contáctenos

Número de contacto

+5913 326 6970

Dirección

Calle Ñuflo de Chávez Nº 663
Santa Cruz de la Sierra - Bolivia

Nuestra Revista

Misión

Constituirnos en la herramienta de consulta más importante de los profesionales y directivos vinculados al rubro de la construcción, y fortalecer el desarrollo de esta industria.

Visión

Posicionarnos como la mejor revista boliviana en el sector de la Ingeniería y Arquitectura, manteniéndonos a la vanguardia en las nuevas tendencias y tecnologías, para una mayor competitividad del sector.

Cesta de compras