Saltar al contenido

La economía se está enfriando

«Se requieren inversiones del exterior para la reactivación del sector”

Jaime Quevedo

En el marco de COIN organizado por Incerpaz se realizó la 2da Sesión Vip de manera virtual bajo el tema Tendencias Económicas del Sector de la Construcción e Inmobiliario con la participación del economista Jaime Quevedo, fundador y Jefe de Big Picture, la primera empresa especializada en análisis económico y consultoría financiera en Bolivia.

“El sector construcción ha sido la segunda actividad más golpeada por la pandemia. A noviembre de 2020, el crecimiento del sector fue de -27%. La minería se contrajo en -29%, el motivo de este comportamiento es dual: I) el gobierno de transición no pudo ejecutar proyectos de inversión por falta de recursos de financiamiento y II) la pandemia obligó a implementar medidas de confinamiento estrictas y moderadas que contrajeron la actividad del sector”, dijo Quevedo.

Según el economista, la mora es de 2% una de las más bajas de Latinoamérica, y reordó que la banca venía creciendo a tasas de dos dígitos hasta 2018 y los deudores no enfrentaban problemas para el pago de obligaciones, debido principalmente a que el crecimiento de la economía era sólido, tanto por una alta ejecución de inversión pública como por recursos disponibles de la banca para el sector privado. Asimismo, ASFI, el regulador de la industria mantiene políticas de prevención altas, evitando que las entidades financieras sobreendeuden a la población.

Ahora, se espera que la mora suba por el fin de las políticas de diferimiento, creemos que la forma en que se debe encarar la recuperación económica es incentivar la iniciativa privada a través de un esquema más flexible de contratación laboral, agilidad y facilidad de trámites en todas las entidades públicas y resguardar la estabilidad del sistema financiero para que se sigan canalizando recursos hacia proyectos privados. De la mano, la inversión pública continuará siendo un puntal de crecimiento económico, aunque se debe velar porque el déficit fiscal no se convierta en una carga mayor que demande subir impuestos en el mediano y largo plazo, explicó a Cimientos.

Para el experto, la economía se está enfriando porque las exportaciones de gas han disminuido en más de un 50% y eso ha generado una contracción de ingresos en el sector estatal. Luego, la pandemia ha sido un golpe muy duro, en especial para una parte importante de la población que es independiente y genera recursos diarios para vivir.

Sector inmobiliario

Por otro lado, las perspectivas del sector inmobiliario no son de las mejores, mencionó el economista, porque la pandemia aún no ha sido superada y se espera que una parte importante de la población esté vacunada, las personas demorarán en la decisión de comprar inmuebles.

“Otro factor muy importante es la disponibilidad del crédito bancario, se ha observado una contracción importante de la cartera hasta el mes de marzo y la banca en general ha restringido los préstamos por falta de recursos ante la política de diferimiento de créditos, no se puede esperar una recuperación total del sector si la banca no reactiva el crédito. Podemos esperar que el Banco Central implemente mecanismos de inyección de liquidez en el segundo semestre de 2021, sin embargo, aún no se conoce alguna medida específica”, sostuvo.

Perspectivas y estrategias

Para ajustar la economía a corto plazo, Quevedo propone que la inversión pública debe priorizar la contratación de empresas locales y en menor medida de corporaciones del exterior, esto para mitigar la pérdida de divisas que tiene el país. Asimismo, se debe pensar la forma en que las tasas activas que hoy se encuentran reguladas en la banca sean flexibilizadas, al menos de forma parcial, dado que el costo de financiamiento ha ido subiendo de forma importante en los últimos dos años.

Asimismo, a mediano plazo consideró que se debe analizar en cómo seguir creciendo en un entorno en el que el Estado perderá capacidad de ejecutar una inversión pública mayor, es decir, la institución no puede endeudarse por siempre, el sector privado debe cobrar un rol más relevante, es difícil reemplazar al Estado ya que el 77% de la inversión en construcción proviene de entidades públicas.

En el mediano y largo plazo, Bolivia debe percibir la forma de atraer inversiones del exterior que permitan contar con divisas suficientes para continuar expandiendo la economía a través de la inversión pública y privada.  También, existe una alta regulación en el mercado de valores que ha imposibilitado el desarrollo de mecanismos de inversión modernos, en especial en el sector inmobiliario, una mayor apertura del regulador podría generar interés de startups y apoyar al desarrollo del sector a través de ideas innovadoras que están cambiando la forma de hacer negocios en todo el mundo. “Como Big Picture hemos trabajado en afinar nuestro modelo de consultoría financiera de forma virtual. En el sector construcción hemos desarrollado bastantes proyectos de modelación financiera para evaluar la rentabilidad esperada en los nuevos emprendimientos inmobiliarios ajustando los supuestos de preventa, aporte propio del sponsor del proyecto, tiempos de venta de inmuebles, entre otros. Este tipo de consultorías son bastante comunes en mercados desarrollados y nosotros hemos desarrollado modelos propios que se ajustan al mercado local”, puntualizó el economista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.